Futbol Mexicano

El falso debate

Me he percatado que en los últimos meses se ha extendido el debate sobre si los equipos regios pertenecen a esa abstracta élite del futbol mexicano que llaman: “equipos grandes”.  Al parecer, el éxito que han tenido, las grandes contrataciones de ambos y la pasión con la que sus aficiones los siguen, ha derivado en esta discusión que no logro distinguir quién empezó, ni contra quién debate.

La inercia de su éxito, en diferentes ámbitos, causó que se pusiera sobre la mesa esta pregunta, y llama la atención que quien la planteó – haya sido quien haya sido – , la desestimó un minuto después, lo cual no me extraña, ya sabemos que la prensa deportiva tiene rato generando debates que no importan por lo que se discute ni por sus argumentos, sino por el escándalo que genere.

Hace dos semanas, Gerardo Velázquez de León tituló una de sus columnas publicadas en El Universal: “Más allá de Gonzalitos, nadie quiere a Tigres y Rayados”. En ella escribió: ¿Qué hacer para que un equipo tan competitivo y con buenos futbolistas tenga éxito y penetración nacional? Parecen estar más preocupados en el encono que representan para la ciudad que en traspasar Gonzalitos y tener una imagen distinta”. Yo me pregunto, ¿qué imagen podrían tener Tigres y Rayados que no sea la de dos equipos ganadores y exitosos?

Velázquez de León continúa: “Tigres y Monterrey necesitan rivalidades contra equipos del centro del país, contra América y Cruz Azul, contra los del occidente y hacer de Chivas un martirio cada vez que vayan a su tierra. Pero no, en los diarios locales, programas de la región y estaciones de radio, no salen de su rivalidad; serán equipos ricos, pero no famosos. Pueden ganar títulos y a pocos les importará en Chiapas, Yucatán, Sonora o la Ciudad de México”.

Si no me equivoco en mi interpretación, Velazquez de León – al que se define como “Auténtico y con la firme convicción de decir la verdad” en su columna – está convencido que nadie más allá de Gonzalitos está interesado en los equipos regios porque sus medios de comunicación no han generado rivalidades con otros equipos.  Y me pregunto, otra vez, ¿Qué responsabilidad tendrán los medios de comunicación con impacto a nivel nacional?  No sé, tal vez tengan algo que ver en la problemática (es un decir) que plantea. En las mesas de análisis del sábado por la noche y en las portadas del domingo se le dio más importancia a la futura e hipotética renovación del América que al triunfo de Tigres, que representó su tercer pase consecutivo a una final, algo que ningún otro equipo había logrado en la historia de los torneos cortos.

En los últimos 22 torneos, desde el Clausura 2007, los equipos regios han llegado a 11 finales; los cuatro grandes (América, Chivas, Cruz Azul y Pumas) han disputado 14  en el mismo número de torneos.

De las 10 finales que han jugado hasta ahora, los equipos regios han ganado cinco; los cuatro grandes han conseguido la misma cantidad en 14 finales. El domingo la balanza estará a favor de Tigres y Rayados.

Si consideramos que entre estos dos grupos a los que comparamos existe una diferencia por integrantes del 100 por ciento, podemos concluir que a los del norte les ha ido mejor, deportivamente hablando.

Los equipos regiomontanos han dado un golpe sobre la mesa y se han situado como dos protagonistas de la liga. Esto ha causado que alguien, no sé quién, formule la pregunta y la difunda, ¿están estos dos equipos en la misma categoría que los grandes? Si ya se conocen los requerimientos necesarios para que un equipo en México sea considerado como grande – sea lo que eso signifique – , ¿por qué pretender hacer un debate de ello? O más bien, ¿por qué se ha decidido criticar a dos equipos que han trabajado extraordinariamente con argumentos absurdos?

Tigres y Rayados jugarán su final rodeados de un ambiente que cualquier otro equipo de la liga desearía tener, o por lo menos conocer alguna vez. Será una fiesta. Historia. Noticia. Por lo menos aquí en Nuevo León, en Gonzalitos. Más allá no sé, pregúntenle a Gerardo.

Comentarios

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top